¿Qué es el BPA?

Antes de sabar si una botella tiene o no BPA o saber qué tipo de botella es mejor para evitar esta sustancia, lo primero que debemos saber es qué es el BPA.

El BPA es una sustancia que está presente en la mayoría de los plásticos que utilizamos cada día, como las botellas de agua, aparatos electrónicos, latas de comida, etc. Se trata de un compuesto que se utiliza desde hace más de 40 años para endurecer los plásticos, prevenir que las bacterias germinen en los alimentos y para evitar la corrosión de las latas.

Sin embargo, en los últimos años, un sinfín de estudios han determinado que su presencia puede estar relacionada con distintos efectos nocivos en nuestra salud. Incluso en países como Canadá se ha prohibido el uso de BPA en sus productos. Aunque hoy en día el BPA no forma parte de la lista de los compuestos más tóxicos, existen serias dudas sobre su inocuidad.

Por este motivo, su uso se encuentra en constante evaluación y la comunidad científica exige a las autoridades sanitarias que actúen con precaución. Es más, en España, no pueden comercializarse ni importarse biberones de policarbonato que contengan Bisfenol A desde el día 1 de junio de 2011.

Además, a lo largo de estos últimos años se ha ido limitando el uso de esta sustancia y se pretende limitar aún más en los próximos años, sobre todo en productos plásticos como botellas y envases alimenticios.

No obstante, si quieres saber más información sobre el BPA y los distintos tipos de plásticos que hay, te recomendamos que visites este artículo.

¿Cuál es la diferencia entre una botella sin BPA y una botella de plástico normal?

Las botellas sin BPA son aquellas botellas que, tal y como su nombre indica, no contienen la sustancia BPA o Bisfenol A. Una botella sin BPA evita la transmisión de esta sustancia a tu organismo, ganando en salud a largo plazo. Pero además, te ofrecen otros beneficios que una botella de plástico no puede darte:

Las botellas sin BPA son resistentes al calor

Las botellas libres de BPA, debido a sus materiales, son resistentes a temperaturas extremas, por lo que puedes rellenarlas de líquidos calientes y meterlas al microondas. En el caso de botellas y recipientes de plástico normales, no es recomendable calentarlos ni rellenarlos de líquidos o comida caliente, ya que facilita la transmisión del BPA a los alimentos.

Las botellas sin BPA son reutilizables

Tampoco es recomendable el uso de botellas de plástico por un uso prolongado y rellenarlas muchas veces, ya que así favorece la transmisión de sustancias tóxicas al agua. En cambio, las botellas reutilizables BPA free pueden ser rellenadas y utilizadas por mucho tiempo sin ningún tipo de peligro.

Las botellas sin BPA son botellas ecofriendly

A diferencia de las botellas de plástico de un solo uso, las botellas sin BPA tienen una larga vida útil, por lo que estarás ahorrando una gran cantidad de botellas de plástico y cuidando del medio ambiente a largo plazo.

¿Dónde podemos encontrar el BPA?

Esta sustancia se encuentra básicamente en todos los plásticos duros que se usan para fabricar desde todo tipo de productos plásticos y que también se usa para recubrir el interior de las latas para evitar su corrosión. Al estar presente en envases alimenticios, el BPA acaba filtrándose con facilidad del plástico a la comida o bebida.

Por este motivo, apostar por envases o botellas sin BPA consigues evitar que esta sustancia acabe en tu bebida o comida y, por lo tanto, en tu organismo.

Cómo identificar una botella sin BPA

Las botellas sin BPA se suelen identificar a través del código de reciclaje, en el que está indicado el tipo de plástico utilizado para fabricar el producto.

Los que pueden contener mayores restos de BPA son los que contienen los números 7, 3, y 10.

Las botellas BPA Free tienen los códigos de reciclaje 1,2,4 y 5. Estos son:

  • 1 (Pete)
  • 2 (HDPE)
  • 4 (LDPE)
  • 5 (PP)

Última actualización el 2021-04-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados